Nací en Buenos Aires, la capital de la República Argentina. En esta metrópolis cosmopolita pasé mi infancia y ahí regreso cada vez que puedo.

¿Qué te parece si damos un paseo virtual por mi ciudad? Te muestro todos los lugares que puedes visitar en un día.

Empezamos por el barrio más famoso: La Boca. Paseamos por la calle-museo Caminito y paramos para tomar fotos a sus famosas casas de chapa pintadas con colores diferentes y a las parejas que improvisan shows de tango en la calle. ¿Sabías que este es octavo lugar más fotografiado del mundo?

Seguimos nuestro recorrido y caminamos hasta el barrio San Telmo. Admiramos las fachadas de los edificios históricos de estilo colonial.

Caminamos por la Calle Defensa y entramos en una de las muchas tiendas de anticuarios. Luego nos paramos a ver los artistas callejeros que animan el barrio.

Vamos a la Plaza Dorrego para tomar un buen café y descansar un rato. Esta plaza está en le centro del barrio y es famosa por la Feria de Antigüedades que se celebra todos los domingos.

Se acerca la hora del almuerzo y vamos caminando hasta Puerto Madero, una zona donde hay muchos restaurantes con comida internacional y una vista bonita hacia el río.

Luego podemos visitar uno de los barcos históricos que están amarrados: la Corbeta Uruguay o la Fragata Sarmiento. Saludamos este barrio moderno cruzando el Puente de la Mujer, construcción del arquitecto Santiago Calatrava inaugurada en 2001. Representa una pareja bailando tango, ¿la puedes ver?

Llegamos a Plaza de Mayo, aquí tuvieron lugar muchos episodios históricos como la fundación de la ciudad, la formación del primer gobierno, las marchas de las Madres de Plaza de Mayo.

La mejor vista a 360º la tenemos desde la Pirámide de Mayo que está en medio de la plaza. De aquí podemos ver la Casa Rosada que es la sede de gobierno, el Cabildo con su estilo colonial y la Catedral Metropolitana, sede de la Iglesia Católica.

Nos dirigimos hacia uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad: el Obelisco. Está en el cruce de dos calles principales: la Avenida 9 de Julio, la calle más ancha del mundo y la Avenida Corrientes, conocida por sus teatros y su vida cultural.

El Obelisco es una obra del arquitecto modernista Alberto Prebisch y fue inaugurado en 1936, para recordar el cuarto centenario de la primera fundación de Buenos Aires. Es alto 67,5 metros y cada lado de la base mide 6,8 metros.

Tomamos el colectivo 59 y bajamos en la parada “Avenida General las Heras 2055” para ir a visitar el Cementerio de la Recoleta.

El cementerio es famoso por la belleza de sus mausoleos esculturas, además aquí se encuentran enterrados personajes míticos de la historia argentina: presidentes, escritores, deportistas. El mausoleo más visitado es el de Eva Perón (Evita).

Si quieres conocer historias curiosas sobre este lugar, podemos hacer una visita guiada gratuita de una hora.

A solo diez minutos de caminata encontramos la Plaza de las Naciones Unidas, un parque donde nos podemos sentar y observar la Floralis Genérica. Es una flor de metal que mide 20 metros de altura y pesa 18 toneladas. Gracias a un sistema de células fotoeléctricas sus pétalos se cierran y se abren según el sol.

Aprovechamos para descansar un rato antes de volver al hotel, donde nos preparamos para ir a cenar.

No podemos decir de haber estado en Buenos Aires si no comemos una buena carne y no asistimos a un espectáculo de tango. El Viejo Almacén es local histórico donde podemos probar las tradicionales empanadas, comer un bife de chorizo y terminar la cena con un flan casero con dulce de leche. A las 22.00 empieza el show con orquesta en vivo y excelentes bailarines.

Espero que el recorrido te haya gustado y que vuelvas pronto para conocer otros lugares y otras culturas.

¡Hasta la próxima!

¿Tienes preguntas? Escríbeme aquí abajo 🙂

 

Imágenes: pixabay.com – autores varios

2 + 1 =